La Opinión Milita

opinion

Por: Felipe Pineda / Democracia en la Red.

El gran fondo de la discusión tiene que ver con cómo la meritocrácia de ideas emergente (relacionada con voces ajenas al poder mediático) tiende a pasar desapercibida en la medida en que la influencia del mass media en la vida, actitudes, pensamientos y creencias de las personas crece.

En días anteriores, en mi anterior columna describí cuales eran los verdaderos alcances del procurador Ordoñez, su notoria influencia en la vida nacional, su sesgada, ideologizada, sectaria y parcializada gestión al frente de este ente de control sin detenerme en una sencilla pero profunda reflexión ¿Que tanta culpa tiene la ciudadanía en el desmesurado  influjo que los tres poderes han acumulado en los últimos tiempos? ¿Que tan grande es el foro público en el país? ¿Que nivel de responsabilidad le  cabe al ciudadano de a pié en esta debacle de representatividad? ¿Cuál es la lectura que le da entre líneas el colombiano promedio a la propaganda mediática?.

Sumergiéndome en las respuestas a esta serie de inquietudes reedité en mi memoria aquel libro de Al Gore (Ex candidato demócrata a la presidencia, derrotado en las urnas por una maniobra artera de los republicanos en algunos puestos de votación en Florida) titulado El Ataque contra la razón que describe al pie de la letra como el bombardeo mediático, el conservadurismo en extremo mezclado con la religión y el miedo  terminaron por socavar una de las principales virtudes que durante mas de dos siglos los norteamericanos supieron cultivar: El Foro Público.

Gore en uno de los apartes de esta ejemplar edición describe aquellos comienzos del foro público de la siguiente manera: “Nuestra primera expresión como nación, nosotros, el pueblo, manifestó con claridad donde residía la suprema fuente de autoridad. Quedó claro para todo el  mundo que el definitivo control y contrapeso del gobierno estadounidense era su responsabilidad ante la gente. Y el foro público era el  lugar donde la ciudadanía hacía responsable al gobierno. Por eso era tan importante que el mercado de las ideas fuera independiente de la autoridad del gobierno”.

Las reflexiones de esas 297 páginas caen como anillo al dedo en el contexto nacional ya que el foro público en el caso criollo no existe y el poder de la opinión reside en manos  privadas que actúan de manera gobiernista convirtiéndose en una especie de cuarto poder encargado de suprimir la palestra pública, enceguecer y confundir  al ciudadano haciéndole creer que es lo mismo percibir que opinar. Moldear una opinión y ser sujeto de manipulación informativa es algo diametralmente distante, opuesto a ser crítico y escéptico con la misma. No es lo mismo el foro público que la propaganda privada disfrazada de espacio común.

La propaganda privada a favor del gobiernismo ha hecho mella en la médula de la ciudadanía hasta el punto de lograr que las voces disidentes (Proceso que lleva más de doscientos años y que es anterior al boom mediático) sean tildadas de holgazanas, apátridas y terroristas y que esa concepción simplista haya sido asimilada por el grueso de la población.

El gran fondo de la discusión tiene que ver con cómo la meritocrácia de ideas emergente (relacionada con voces ajenas al poder mediático) tiende a pasar desapercibida en la medida en que la influencia del mass media en la vida, actitudes, pensamientos y creencias de las personas crece.

Sin embargo no todo parece ser desalentador: La aparición de las redes sociales y con ella el despegue de la comunicación alternativa surgen como faros en medio de este incesante ataque contra la razón. El desbordado crecimiento de la opinión vía internet, las crecientes manifestaciones,  movimientos e iniciativas ciudadanas nacidas de este “no lugar” nos invitan por momentos a soñar, a alimentar de manera colectiva el debate, a creer que es posible otra Colombia en donde el cerco al pensamiento sea contrarrestado por la participación del sujeto común hasta que todos realmente veamos cercana la posibilidad de que la opinión verdaderamente milite.

Twitter: @pineda0ruiz

pinedaruiz@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s