El horóscopo del TLC

cartillas-tlc-colombia-eeuu

Por: Amylkar Acosta / Semanario Caja de Herramientas.

El mayor crecimiento de la economía que se esperaba con la entrada en vigencia del TLC aún está por verse, empezando por que el año pasado no sólo no creció más sino que el crecimiento del PIB sufrió un bajonazo al pasar del 6.6% en 2011 al 4% en 2012. .

La protecnia verbal

Con motivo del primer aniversario de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) de Colombia con los Estados Unidos, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MCIT), a través de Proexport, hizo todo un despliegue publicitario sobre los supuestos logros y avances alcanzados a través del mismo. Se dijo que 187 nuevos productos llegaron por primera vez a los hogares estadounidenses, que 40 ciudades en 23 estados en los EEUU compraron por primera vez productos colombianos, que 775 empresas colombianas de 16 departamentos comenzaron a hacernegocios con Estados Unidos, de las cuales más de 600 corresponden al sector manufacturero e insumos, 92 a prendas de vestir y 81 a la agroindustria. Y, como si lo anterior fuera poco, según Proexport, ya se han identificado más de 3.500 nuevas oportunidades de negocios para empresas colombianas. Y, para cerrar con broche de oro tan fausto acontecimiento para el Gobierno, la Presidenta de Proexport María Claudia Lacouture, al finalizar la macrorueda de negocios en Miami en la que participaron 345 empresas colombianas, como parte de la fastuosa celebración, anunció que gracias a la misma se tenían expectativas de venta por valor de US $140 millones, producto de 4.439 citas comerciales. Así las cosas, el balance no podía ser más satisfactorio, por lo menos es la impresión que dejó el Gobierno con su pirotecnia verbal con la que quiso embaucar a más de uno.

Recordemos que el Gobierno en el afán de echarse al bolsillo a los incautos ciudadanos y salirle al paso a quienes cuestionamos el proceso de la negociación del TLC con los Estados Unidos y el tratado mismo, sobrevendió los beneficios que le depararía al país su suscripción y su posterior entrada en vigencia. Recordemos la apuesta esbozada por el DNP con el tratado bilateral de libre comercio con EEUU: este nos permitiríael acceso “privilegiado” al mercado más grande del mundo, habida cuenta que representa el 20% del PIB mundial y el 11% del comercio mundial. Al fin y al cabo sigue siendo nuestro principal socio comercial, con más del 35% de nuestro mercado externo. Se trataba de llegarle a 310 millones de consumidores con alto poder adquisitivo, como que posee un ingreso per cápita de US $46 mil. Se dijo, además, que gracias al TLC con EEUU la economía crecería entre 0.5 y 1.0 adicional del PIB de manera sostenida, los ingresos tributarios se incrementarían entre 0.6 y 0.8 puntos del PIB. La inversión extranjera directa proveniente de los Estados Unidos se catapultaría y la tasa de inversión de la economía en su conjunto se incrementaría en 2 puntos porcentuales. La tasa de desempleo también se reduciría por cuenta del TLC en cerca de 1 punto porcentual y se generarían 500 mil empleos en 5 años, al tiempo que la tasa de informalidad caería 2 puntos porcentuales. Ahora, preguntémonos con el poeta Manrique qué fue de tanto galán, qué fue de tanto primor como trujeron?

Se aguó la fiesta

Pero los hechos son tozudos y a veces necios, impertinentes, hasta el punto que se pueden encargar de aguar la fiesta, por más animada que esta esté y este es el caso. Los reportes del DANE respecto a los resultados que arroja el primer año de vigencia del TLC con EEUU le cayeron al Gobierno como un baldado de agua fría.

No hace mucho se hablaba de la “velocidad de criucero” de la economía, al punto que el Ministro de MCIT Sergio Diaz Granados se atrevió a vaticinar que la economía colombiana sería “la tercera economía latinoamericana en 2014”1; sin embargo, según el más reciente cálculo del FMI2, no sólo no se está acercando a dicha meta sino que en el 2012 se vió desbancada por la economía venezolana del cuarto lugar que venía ocupando y ahora es una economía de quinta.

NACIÓN

PIB (US $ Millones)

1 Brasil

2´239.000

2 México

1´170.000

3 Argentina

525.460

4 Venezuela

382.400

5 Colombia

366.000

El mayor crecimiento de la economía que se esperaba con la entrada en vigencia del TLC aún está por verse, empezando por que el año pasado no sólo no creció más sino que el crecimiento del PIB sufrió un bajonazo al pasar del 6.6% en 2011 al 4% en 2012. Y todo indica que el crecimiento del PIB en el primer trimestre de este año estará muy por debajo del crecimiento del PIB tanto con respecto al trimestre anterior como con relación al primer trimestre de 2012. Desde luego que el entorno internacional ha sido adverso, pero no se nota el mayor dinamismo del crecimiento que se auguraba con el TLC. Tampoco se ha visto la mayor generación de empleo atribuible al TLC, cada día se vuelve más esquiva la meta de un solo dígito de la tasa de desempleo.

Y qué decir del comportamiento de las exportaciones a los EEUU. Entre el 15 de mayo de 2012 y el 31 de marzo de 2013 la facturación al mercado estadounidense – sin las exportaciones de petróleo, dado que estas no tienen nada que ver con el TLC – ascendieron a US $6.004 millones, para un incremento de sólo el 3.3%. Entre tanto las importaciones crecieron el 14.6%. Ello se tradujo en el hecho que  por primera vez desde 2007 se redujo, en lugar de aumentarse, el superávit comercial de Colombia con EEUU al pasar de US $8.991 millones en 2011 a US $8.527 millones en 2012. Según las cifras del DANE las ventas a EEUU en el primer trimestre de este año cayeron el 16.8%, lo cual representa 6.5 puntos porcentuales de 9.5% que disminuyeron las exportaciones totales. La cifra de marzo resultó aterradora, las exportaciones sumaron US $4.567 millones, lo cual representó una caída con respecto al mismo mes del año anterior del 20%, apenas equiparable con los registros negativos que se observaron en julio de 2009, en momentos en que se atravesaba por el peor momento de la Gran crisis que se desató en los EEUU y que se irradió al resto del mundo.

El Gobierno ha querido dorar la píldora desestimando este gran revés del sector externo de la economía, con el socorrido argumento de que todavía es demasiado pronto para evaluar los beneficios que se esperan del TLC con EEUU. El Ministro de Comercio aduce que “los TLC no producen resultados instantáneos”3; pero, eso no fue lo que se le dijo al país cuando se negociaba afanosamente dicho TLC y tampoco cuando se ratificó por ambas partes. Por su parte la Presidenta de Proexport María Claudia Lacouture dice que “el TLC ha dado resultados en exportaciones no tradicionales4. Pero, lo que dicen las cifras es que las exportaciones no tradicionales disminuyeron en marzo de este año 9.5% con respecto al mismo mes del año anterior. Y la razón de estos resultados es una sóla, que la dio el Zar de los TLC Hernando José Gómez: “por primera vez, desde la crisis de los años 30, Colombia tiene más acceso a mercados internacionales que oferta exportable”5.

Lo que pasa es que Colombia no tiene una oferta exportable que le permita aprovechar este y los demás TLC que se siguen firmando a la topa tolondra, a tontas y a locas. Según ANIF, “la relación exportaciones totales (bienes y servicios)/PIB es una de las más bajas de América Latina, pues permanece en niveles del 19% frente a la media del 33% de la región, similar a la de principios de los años 90, cuando empezamos a hablar de ´apertura comercial´…El valor total exportado per cápita (incluyendo bienes y servicios) tan sólo alcanzó los US $1.260 en 2011, bien por debajo de la media de América Latina (US $2.400)…o frente a nuestro habitual referente de Chile (US $4.800)”. Por ello, el Presidente de la República Juan Manuel Santos para festejar los supuestos logros alcanzados en el primer año de TLC con los EEUU salió con el cuento de que él soñaba “con ver los aguacates de los Montes de María en los supermercados de Miami y de todo EEUU”6. Y para ser más contundente sobre la “diversificación” de nuestras exportaciones a los EEUU7, destacó que gracias al TLC Colombia ahora está exportando a los EEUU, además de uchuvas, chirimoya, maracuyá morado y jugo de guanábana, horóscopos, fotonovelas, tiras cómicas e historietas!

Tenía toda la razón el ex ministro de Comercio Jorge Humberto Botero cuando advirtió en su debido momento que “el acuerdo con EEUU abre oportunidades, pero no las asegura”. Y lo dijo recientemente el Consejo Privado de Competitividad, en su más reciente Informe: “con o sin tratado con EEUU, si no hacíamos la tarea de arreglar la casa por dentro, no podríamos aprovechar el libre comercio”. Así de claro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s