Petro y lo público: ¿Revocatoria o destitución?

722B16135EBB36DDF01F60BE693E4D

Por: Mauricio Torres-Tovar / Semanario Caja de Herramientas.

El tema de una posible revocatoria o destitución del mandato de Petro, debe llevar a un amplio debate en Bogotá sobre cuál es el modelo de ciudad que se quiere desarrollar y qué tipo de institucionalidad y formas de gobernar se requiere para su concreción.

Los argumentos de incompetencia para manejar la ciudad que aporta el 30% del PIB de la Nación, vislumbrada en un desmejoramiento en movilidad, basuras, pico y placa y peatonalización, esgrimidos por quienes proponen el referendo revocatorio a Petro, son insuficientes y no reconocen que el modelo de ciudad desarrollado hasta ahora en Bogotá establece unos determinantes estructurales que imponen una forma de gobernar, de la cual al parecer no se puede apartar un gobernante.

En este modelo de ciudad, la institucionalidad pública y el gobernante deben colocarse en función de los proyectos económicos de índole privado, bajo la tesis que por esta vía se da el desarrollo de la ciudad; desestimulando y marginando los proyectos de iniciativa pública.

Este es el modelo de ciudad que ha prevalecido en Bogotá principalmente desde las últimas tres décadas: la institucionalidad pública puesta al servicio de los emprendimientos privados en transporte, vivienda, salud, educación, agua, electricidad, telefonía, entre otros sectores.

La apuesta de Petro es por otro modelo de ciudad centrado en lo social, recuperando el sentido de lo público para colocarlo en función de proyectos que permitan superar las exclusiones y segregaciones presentes en la ciudad.

De esta manera es que hay que entender la apuesta del gobierno de Petro. La recuperación desde la institucionalidad pública de la conducción de los aspectos centrales de la ciudad que lleven a superar las inequidades presentes, a través de directamente prestar servicios públicos (agua, recolección de basuras, telefonía), de educación y salud, de transporte, de vivienda, entre otros; desmontando todo el proceso de concesiones, tercerizaciones, outsourcing, “cooperativización”, que se dio como parte del desmonte de lo público y del favorecimiento de las inversiones privadas en la ciudad.

Avanzar por este modelo, pasa por desmitificar la idea instalada en el país y en la ciudad desde comienzo de los 90 que lo privado es eficiente, de calidad e incorruptible y que lo público es todo lo contrario. Que mejor ejemplo para desmontar esta idea que lo ocurrido en el sector salud con las EPS que han revelado como el sector privado es ineficiente y corrupto, al centrar su énfasis en la ganancia a expensas de la salud y la vida de las personas; y con la experiencia de las Empresas Públicas de Medellín que evidencia que lo público cuando tiene capacidad de gestión actúa eficientemente.

La historia del traslado del saber hacer de lo público a lo privado ocurrido con alta intensidad en las últimas décadas, ha llevado a una pérdida tanto del saber acumulado en la gestión desde lo público, como de su credibilidad, cuestiones que deben ser recuperadas.

Es cierto que Petro se apresuró con el manejo de las basuras, que pudo haber ido con más cautela en el propósito que el sector público recuperará su manejo directo, para avanzar en un cobro de tarifas justas, recuperar recursos para el Distrito y avanzar en el proceso de reciclaje, fundamental para la ciudad. Pero también revela que hay una pérdida de gestión de la institucionalidad pública en la ciudad que no permitió que las proyecciones y decisiones que tomó el Alcalde se cumplieran en el tiempo esperado.

El tema de la iniciativa de la revocatoria de Petro no es un debate exclusivo sobre su capacidad para gobernar; es una disputa por cuál es el modelo de ciudad que se quiere configurar en Bogotá: o uno de índole privado a favor de los sectores económicos con capacidad de grandes desarrollos empresariales que concentran la riqueza y acentúan las inequidades sociales; o uno de índole publica, que arriesga por configurar una institucionalidad capaz de desarrollar los proyectos importantes en la ciudad que generen condiciones de bienestar, calidad de vida y garantía de los derechos sociales para la población.

Defender a Petro, es defender una apuesta por lo público, por aquello que es del bien común, que favorece a las mayorías, y que va en contra de los favorecimientos particulares, que históricamente hemos vivido y que perpetúan las inequidades y las inseguridades y violencias que vienen de la mano.

Defender a Petro es demandar que haya un nuevo desarrollo y fortalecimiento de la institucionalidad pública para realizar eficientemente las labores que demandan las decisiones de asumir la educación de quienes estaban en los colegios en concesión, la atención de salud de las personas del régimen subsidiado, los servicios de alimentación escolar y comunitaria, la construcción de proyectos de vivienda, la recolección y reciclaje de la basura, entre otras.

Dadas las experiencias en situaciones similares en países de la región, hay que decir que defender la gestión de Petro no es solamente no firmar o firmar a favor de él, en el posible escenario de un referendo, porque los riesgos acechan por varias partes, no podemos desconocer que las instituciones de control ya han demostrado su capacidad de quitar o dejar gobernantes y muy recientemente han demostrado su capacidad de golpear a la administración distrital con la destitución del Secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla.

La ciudadanía que cree en la defensa y desarrollo de lo público como camino para construir una sociedad incluyente y equitativa, debe expresarse y movilizarse decididamente en la defensa del modelo de ciudad que busca colocar en operación el Alcalde, de lo contrario es muy posible que tengamos que lamentar la pérdida de esta oportunidad y aplazar por otras décadas más el proyecto de ciudad que se requiere con urgencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s