El otro Cartel de la Contratación

qqqq

Por: Felipe Pineda / Democracia en la Red.

La semana que recién termina empezó con un remezón, con un tsunami que de entrada parece convertirse en 
la llegada al fondo del entramado de contratos, comisiones, repartijas, sobornos y traiciones llamado por la siempre creativa 
 prensa nacional como el cartel de la contratación.

La semana que recién termina empezó con un remezón, con un tsunami que de entrada parece con convertirse en 
la llegada al fondo del entramado de contratos, comisiones, repartijas, sobornos y traiciones llamado por la siempre creativa 
 prensa nacional como el cartel de la contratación.

La pugna victoriosa de los “Inmaculados” contra los corruptos se hacía realidad, los “adalides”
 de esa abnegada lucha a favor de la honestidad por fin encontraban un premio a su inagotable tarea en contra de todos aquellos que convierten en propio el
erario de todos, la medida de aseguramiento contra dos de los principales responsables del desfalco desde el concejo de Bogotá (Hipólito 
Moreno y José Juan Rodríguez) abría la puerta para llegar a la fase final del proceso contra 16 concejales y ex concejales más.

Según 
esa misma lógica simplista, amnésica, oportunista y sobre todo acomodada la corrupción en Bogotá se divide en un antes y  después de la llegada 
de los Moreno y 50 “Ladrones más” a la Alcaldía de Bogotá. Sin embargo, en el querido y malicioso país del sagrado corazón unas son de cal y otras son
de arena, y para sorpresa de millares de ingenuos la realidad se aproxima hacia otra dirección: Los contratistas han existido desde hace décadas, las comisiones y los comisionistas han mutado de administración en administración,
los malos manejos, los porcentajes, las obras a medias han sido una costumbre arraigada sobre todo por el bipartidismo en Bogotá, quien siempre 
eligió a dedo a los alcaldes, beneficiarios, funcionarios, intermediarios y ejecutores locales hasta 1988.

Todo lo anterior tiene como primera intención devolvernos la memoria y retornar a uno de esos negros periodos de la historia política de la ciudad, el comprendido entre 1990 y 1992 cuando fue elegido el segundo Alcalde escogido por votación popular, el liberal Juan Martín Caicedo Ferrer, oriundo de Cali, ciudad donde tuvo una extensa carrera en el sector privado, elegido por una ciudadanía esperanzada en el cada vez mas lejano salto hacia la modernidad quien no solo tuvo como
 objetivo el lucro sino que marcó una impronta en la mala construcción de obras civiles (Como el puente de la Calle 80 con Avenida 68, inicialmente construido sin las populares “Orejas”).

Como la historia suele repetirse, Caicedo Ferrer haciendo mal uso de los mal llamados auxilios en su época repartió presupuestos de manera irregular a entidades privadas, concejales (Quienes de forma leguleya, aprovechando un vacío jurídico aprobaron el acuerdo 13 de 1992) y contratistas.

La lista de concejales implicados en este carrusel de auxilios y obras a medias incluyó en su momento a un arsenal de vigentes y reconocidamente políticos dados al arte del CVY, el MTC y la compra-venta de conciencias y votos entre los que se incluían a los todavía activos en política y que hacen parte de las moralistas huestes conservadoras Telésforo Pedraza y Omar Mejía Báez y a los retirados Ricaurte Lozada, Marta Luna, Dimas Rincón (Presidente del Concejo en el momento del escándalo), Flor Elba Cárdenas, Jaime Casabianca, Rafael Forero Fetecua (Uno de los históricos urbanizadores piratas de la capital, especializado en la venta de lotes baldíos con escrituras falsas a familias de escasos recursos), Guillermo Morales y Bernardo Ordóñez.

La historia suele llenarse de paralelismos y así como en el presente se habla de Emilio Tapia, en su momento también existía un enlace entre políticos y contratistas, labor que desempeñaba exitosamente Luis Alfredo Baena Riviere quien trabajaba como Secretario de Gobierno de Caicedo y que coincidencialmente es uno de los amigos más cercanos del ex Senador Iván Moreno.

Esta historia de malos manejos, traiciones, partidas y jugadas encaminadas a lograr mayorías en el concejo tuvo para su mentor (Diferente a lo que le sucedió en la actualidad a Samuel Moreno) un final feliz ya que fue detenido en 1992 y absuelto de todos los cargos en su contra (Incluido el de delito por apropiación) por la Corte Suprema de Justicia en 1996.

Como todo final de fábula para la mayoría de políticos cercanos a los círculos íntimos de poder, Caicedo Ferrer no solo recuperó su honra sino que supo lograr una silla en el Senado de la República

entre 1994 y 2002, demandar al Estado con éxito por Perjuicios morales y materiales producto de su detención y convertirse en el principal consultor en la planeación y ejecución de obras civiles en el país desde la Cámara Colombiana de la Infraestructura, entidad que preside desde  2004.

Como nos encontramos en el país donde los amigos de lo ajeno desde privilegiadas posiciones suelen cínicamente gritar de manera oportuna “Cójanlo, ahí va el ladrón” Caicedo Ferrer no solo se ha dedicado en la actualidad a dar concejos en privado sino a definir las líneas de acción que en materia de infraestructura el Presidente Santos debería seguir desde el espacio de opinión que cada tanto El Tiempo de Bogotá suele otorgarle.

A esta altura la historia seguirá sorprendiéndonos con un puñado de políticos (Vinculados al actual Cartel de la Contratación por ejemplo) que probablemente en el mediano plazo nos deleiten con sus memorias, un gran número de ellos logrando la absolución completa, demandando al Estado o como en el caso de Caicedo presidiendo alguna entidad privada con apetito, interés e influencia sobre los dineros públicos. Para ese entonces seguiremos confirmando que la historia, desmemoriada como quienes la sufren continuará repitiéndose una vez, una y otra vez.

pinedaruiz@hotmail.com

Twitter: pineda0ruiz

Anuncios

Una respuesta a “El otro Cartel de la Contratación

  1. El que no conoce su pasado esta condenado a repetir, es lo que debe recordar las nuevas generaciones, tanto de capitalinos, como el resto de la Colombia política, y ese es el valor de este articulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s