El informe sobre el conflicto armado en Colombia

balacera-conflicto-armado-Medellin-620x250-25092011

Por: Pedro Santana Rodríguez / Semanario Caja de Herramientas.

El informe finalmente honra a las víctimas, las visibiliza y nos muestra el tamaño de la conflagración armada que padecemos. Es un informe que debería ser pieza obligada para los gobernantes y para los partidos e instituciones políticas, nos muestra una vez más que debemos apoyar todos los esfuerzos que se hacen actualmente para salir del laberinto del conflicto en que estamos aún sumidos y del cual deberíamos salir para reorientar política, social y económicamente a nuestro país.

En una declaración a su paso por Bogotá la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, señaló que solo los insensatos se oponen a una salida negociada al conflicto armado en Colombia y ofreció a renglón seguido un respaldo al gobierno colombiano del presidente, Juan Manuel Santos, a los diálogos que se adelantan desde el pasado mes de noviembre entre las FARC y el gobierno en la ciudad de La Habana en Cuba. Y para corroborarlo de manera dramática este miércoles el Grupo de Memoria Histórica creado por la Ley 975 de 2005 más conocida como la Ley de Justicia y Paz, entregó al Presidente de la República un informe de 431 páginas que recoge no sólo los testimonios sino las horripilantes cifras ligadas al conflicto armado desde el año de 1958 y hasta el año 2012. Estas cifras corroboran la afirmación de la presidenta de Argentina solo los insensatos se oponen a que Colombia negocie la terminación del conflicto que el grupo que dirige el historiador Gonzalo Sánchez no duda de calificar de un conflicto político aunque profundamente degradado.

¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y dignidad, como el grupo ha titulado este informe señala que en la base del conflicto armado colombiano sigue pesando el gran problema de fondo y es que en Colombia no se ha logrado integrar las diferencias políticas de manera activa en la lucha por el poder. Es decir, como señala el informe “el sectarismo de la política extendido a las armas y el de las armas proyectado en la política”. En síntesis el informe no duda en colocar a la base del conflicto la exclusión de una parte de la población en el llamado Frente Nacional que alimentó a las nacientes guerrillas nacidas de la violencia que siguió al asesinato del líder político Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948.

Las cifras serán seguramente controvertidas pues los registros son aún incompletos, pero aún con esa limitación por sí mismas constituyen una prueba a favor de los intentos que realiza el gobierno para negociar el conflicto que padecemos en el país desde mediados del siglo XX. Según cifras del informe ligadas al conflicto armado se produjeron en el período analizado 220.000 asesinatos que como dice los medios de comunicación es como si se desapareciera a la ciudad de Popayán, de los cuáles el 80% fueron civiles indefensos. Una de cada tres muertes ocurridas durante esos años ha estado relacionada directamente con el conflicto armado. Durante estos años se cometieron 23.154 asesinatos selectivos de los cuáles 1.227 fueron líderes comunitarios, 1.287 funcionarios públicos, 1.485 líderes políticos, 685 sindicalistas y 74 defensores de derechos humanos. En este período según el informe se presentaron 27.023 secuestros de los cuáles el 90.6% lo cometieron las guerrillas y el 9.4% los grupos paramilitares. En estos años se desplazaron 4’744.046 personas y se despojaron más de 6.6 millones de hectáreas de tierras. Entre 1985 y 2012 fueron desplazadas 26 personas cada hora. El informe registra durante el período 25 mil desaparecidos. Entre 1980 y 2012 se perpetraron 1.982 masacre en las que murieron 11.751 personas.

En los llamados en el informe crímenes selectivos que como ya señalamos fueron 23.154 aproximadamente el 10% de los mismos fueron cometidos por integrantes de la fuerza pública. Más de 6.400 niños y niñas fueron reclutados por grupos armados ilegales.

El informe que debería incluirse en el pensum educativo tanto en los colegios como en las Universidades es una radiografía del conflicto que hemos padecido los colombianos durante estos años de barbarie en medio de una impunidad que es otro de los graves problemas que padecemos. Como lo indicamos este informe es una prueba más de que la vía para salir del degradado conflicto armado es el de la negociación política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s