Protesta e Inconsciente Colectivo.

IMAGEN-10480173-2

Por:Gustavo Osorio Viscaíno / Democracia en la Red.

La protesta campesina de los últimos 15 días ha marcado un ayer y un hoy en el despertar de emociones del espectador desprevenido de la ciudad. .

En la actual sociedad del consumo, donde el capital trata de meternos, a la fuerza en el genoma, el individualismo y el placer propio; no cabe en este condicionamiento el pensar en  el otro, menos en los problemas colectivos o en las injusticias políticas. Política victima de los mismos politiqueros con poder mediático han tratado que han tratado de desacreditar para espantar a los cerebros votantes del debate nacional.

 

En este escenario y como lo he leído en varias columnas de las últimas 2 semanas, la protesta es un punto incomodo en la franja televisiva. Empero algo cambió en esta protesta, usando el termómetro de las redes sociales nos damos cuenta que pululó el apoyo a los manifestantes, el público no se dejó envolver  con el cuento de las infiltraciones y lo mejor aun, el ciudadano de ciudad salió a las calles. ¿Qué ocurrió, por qué no se siguió la misma línea de credulidad e indiferencia con los manifestantes? La explicación se puede dar si tenemos en cuenta los siguientes puntos:

 

División de los medios de comunicación: contrario a lo que se vio en los 2 cuatrenios, pasado donde la mayoría de medios de comunicación  masivos manejaban una línea editorial pro gobiernista, minimizaban la existencia y los impactos de la protesta social, y estigmatizaban las causas como meros caprichos de la subversión, dejando poco margen para el debate; el divisionismo en las conveniencias de trasmitir la información, las cuales se dividen entre los afines al gobiernos y los afines a otros, crea unas burbujas de informaciones fáciles de explotar.

 

Falta de consecuencia en los discursos presidenciales: “el paro no fue del impacto que esperábamos”, “ese tal paro agrario no existe”, “el paro si existe pero esta infiltrado”, “hay que negociar con los que están en el paro pero separados”, hay que negociar con los que están en el paro pero juntos” son algunos mensajes contradictorios que les agotó la paciencia a los manifestantes, y al publico general, un mal manejo mediático donde la gente sintió que estaban jugando por un lado con su dignidad y por el otro sentían que estaban menospreciando su inteligencia, lo que deja en la parte de atrás de la pantalla la sensación de una autoridad inadecuada y egoísta a la que hay que transgredir.

 

 

 

Meterse con la comida de la gente: aunque suene evidente, para contextualizarnos, recordemos que la comida simboliza una de nuestras naturales herramientas de supervivencia, el campesinado aunque víctimas de la exclusión social durante siglos aparecen en nuestra psiquis por años como esos héroes anónimos vigilantes de la tierra y las cosechas.  El desabastecimiento de las ciudades, implicaba una disminución de ese potencial de supervivencia en mención, y por lo analizado en otros apartados el dedo que juzga a los culpables no señalaría al lado de los que bloquearon la carretera.

 

Redes sociales: para nadie es secreto que entre más pasan los días más usuarios a internet y a las redes sociales hay, lo que no informan los medios masivos de comunicación lo informa  los protagonistas de cada historia y los medios alternativos. Las nuevas tecnologías audiovisuales nos vigilan a todos, y están en todas partes de manera móviles y fijas. Es visto desde el hombre que se orina indiscretamente en la calle, hasta el policía que abusa de su autoridad, quedan al descubierto en la cámara del celular o en la videocámara de alguien. Por ello el intento de opresión estatal a la protesta “que no existe”, fue vista por más de 30 millones de personas en la internet y posteriormente en los noticieros que independiente a lo que defiendan vieron la oportunidad de hacer noticia.

Conclusiones: nos encontramos en un momento valioso de la opinión pública, un momento donde no se traga entero, donde hay fuentes alternativas de información, donde algunos medios que en otrora se juntaban para crear matriz de opinión están divididos, un momento donde la gente es crítica y mira más allá del titular, un momento que si bien movido por la efervescencia de las circunstancias, deja una nueva semilla de ciudadanos que en el futuro se pueden movilizar en otras circunstan

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s