El plan de desarrollo: patético

BANNER-01

Por: Cesar Giraldo / Palabras al Margen.

Si se hace un análisis detallado del proyecto de ley se van a encontrar muchas perlas. Entonces, volvemos a la pregunta inicial, ¿Qué es el Plan de desarrollo? Por lo que se ve, un asalto a la democracia: un paquetazo donde meten todo lo que habían querido y no habían podido hacer antes.

La primera pregunta que uno se hace cuando intenta analizar el Plan de Desarrollo es: ¿De qué se trata? Existió un documento de casi ochocientas páginas en noviembre del año pasado que se llamaba “Todos por un nuevo país”, que contenía un diagnóstico, unos propósitos con su debida justificación teórica y analítica, y unas propuestas.
Pero, como por arte de magia, ese documento, que le fue entregado a la llamada “sociedad civil” para su análisis, desapareció. Luego apareció, en febrero de este año, otro documento, que era un proyecto de ley, con 200 artículos, que modifica la legislación existente en sinnúmero de campos cruciales.

De la lectura del documento de noviembre se podía decir que el discurso apuntaba a seguir desmontando los derechos de los TRABAJADORES, que pretendía transformarlos en capitalistas (de capital humano) y emprendedores, que profundizaba la visión de la educación como una mercancía, y que continuaba con el asistencialismo clientelista. Pero cuando la llamada sociedad civil se aprestaba a la discusión le “mamaron gallo”. La pusieron a discutir un documento que después retiraron de la mesa. Por ejemplo, el Consejo Nacional de Planeación, que por Constitución debe revisar el documento entre diciembre y enero, para que el Gobierno tome sus recomendaciones, trabajó sobre un documento que ya no existe: El Plan de Desarrollo ahora son 200 artículos que sólo se vinieron a conocer en febrero.

Ya no hay tiempo para dar una discusión. Ahora hay que centrar el análisis en un articulado cargado de veneno, que en menos de un mes puede introducir cambios insospechados. Los abogados, los expertos, y los diferentes interesados, deben mirar con lupa ese articulado antes que se introduzcan cambios legales que alteren las reglas de juego. Lo único que se puede hacer por ahora es presentar una lista de mercado de lo que se ve por encima y formular algunas preguntas:

– ¿Por qué se autoriza inversión extranjera en los medios de comunicación? (art. 13) ¿Qué empresas están detrás del negocio?

– ¿Por qué se promueve la titularización de la cartera hipotecaria? (art. 46). ¿Acaso se les olvidó que este fue el mecanismo que llevó a la crisis del subprime en Estados Unidos en el 2008?

– ¿Por qué es importante acelerar el mecanismo de liquidación de las empresas del Estado? (art. 71).

– ¿Por qué a los TRABAJADORES de prestación de servicios, que además de tener un contrato laboral basura, deben pagar el 100% de los pagos de seguridad social, incluida la cuota patronal (mientras a los patrones les quitaron la obligación de pagar el 8.5% de salud), y sólo le reconocen prestaciones sociales sobre el 40% de su salario (licencia de maternidad, incapacidades, pensiones)? (art. 127).

– ¿Por qué se cambia el concepto de educación superior por el de terciaria? (art. 54). ¿Acaso se sigue insistiendo que la educación universitaria y la formación para el TRABAJO son la misma cosa?

– Se amplía el mecanismo de crédito educativo como eje de financiación de la educación superior (art. 57). Esto no sólo abre la pregunta de qué pasa con el financiamiento de las universidades públicas, sino que a las nuevas generaciones se les está creando “una deuda cierta con un trabajo incierto” (expresión de la Mane). En Estados Unidos la deuda estudiantil es la segunda después de la deuda hipotecaria, y hay quienes afirman que se está dirigiendo hacia una crisis similar a la del 2008.

– En cuanto a los Fondos de Pensiones, propiedad de los principales grupos económicos, ¿por qué se crea un mecanismo para que el gobierno asuma el desfase de la renta vitalicia? Y en cuanto al manejo del ahorro de los trabajadores ¿por qué se hace más explícito el mecanismo que hace que los trabajadores son quienes asumen los riesgos financieros? Los Fondos van en coche con cero riesgo (arts. 129 al 131). De seguro que los Grupos Económicos conocen bien los artículos, probablemente ayudaron a redactarlos. ¿Se ha consultado a los trabajadores?

– Las estadísticas públicas ahora estarán más controladas por el poder público (art. 150). ¿Será que en adelante estarán pensando con el deseo y los datos serán menos objetivos?

– ¿Dónde queda la autonomía de los gobiernos locales si van a estar amarrados al gobierno nacional con los famosos Contratos Plan? (arts. 171 y 172).

– Se incluye un paquete en salud (arts. 61 al 70) ¿no será que van a colar lo que no pudieron negociar en la fallida ley ordinaria?

– Se pide carta blanca para reformar la institucionalidad del sector rural (art. 102). Dada la sensibilidad del tema de cara al posconflicto, sería bueno al menos tener una explicación.

– Hay un paquete de reformas en sector minero-energético (arts. 18 al 29) ¿Que hay detrás?

– Finalmente, el artículo 200 deroga 85 normas ¿cuáles son las consecuencias de ello?

Si se hace un análisis detallado del proyecto de ley se van a encontrar muchas perlas. Entonces, volvemos a la pregunta inicial, ¿Qué es el Plan de desarrollo? Por lo que se ve, un asalto a la democracia: un paquetazo donde meten todo lo que habían querido y no habían podido hacer antes.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s