Audacia Transicional

justicia_transicional

Por: Luis I. Sandoval / El Espectador

El proceso de paz ha hecho que colombianos y colombianas nos dirijamos la palabra, por fin, unos a otros sobre temas claves de la vida del país. El tema en febrero fue el de la justicia transicional que ahora mismo se trata en La Habana y que dió un giro inesperado cuando en primera página de los diarios se informó: “Justicia transicional para todos pide César Gaviria”.

Voy a resaltar aquí algunas opiniones al respecto advirtiendo que este tema y los que siguen en la agenda de La Habana – terminación del conflicto, cese de fuegos y hostilidades, dejación de armas, conversión del proyecto armado de los insurgentes en proyecto político civil – van a ser positiva o negativamente impactados por el curso del debate en la opinión. Si la opinión predominante resulta restrictiva se dificultarán más los acuerdos, si aparece ponderada e imaginativa se facilitarán. Por eso hablo de audacia transicional.

Voy a resaltar aquí algunas opiniones al respecto advirtiendo que este tema y los que siguen en la agenda de La Habana – terminación del conflicto, cese de fuegos y hostilidades, dejación de armas, conversión del proyecto armado de los insurgentes en proyecto político civil – van a ser positiva o negativamente impactados por el curso del debate en la opinión. Si la opinión predominante resulta restrictiva se dificultarán más los acuerdos, si aparece ponderada e imaginativa se facilitarán. Por eso hablo de audacia transicional. La requerimos si queremos que se acabe la guerra y lo que venga sea mejor que lo que tenemos.

‘Pastor Alape’, vocero de las FARC, asegura que “un acuerdo sobre justicia transicional solo puede ser el resultado de un acuerdo político nacional que supere sustancialmente los contornos y dimensiones de los diseños normativos y los debates sobre la llamada justicia transicional”. “El carácter de organización político-militar de las Farc debe abrir paso al presupuesto principal del reconocimiento amplio del delito político y del derecho a la rebelión, incluidas las conexidades, con todo lo que ello implica”. Así las FARC se muestran en desacuerdo con el marco jurídico para la paz que el gobierno se adelantó a establecer. La propuesta de César Gaviria también lo rebasa.

Gustavo Gallón de la Comisión Colombiana de Juristas declara: “Tiene razón en parte el expresidente Gaviria cuando advierte que la justicia transicional en el actual proceso de paz debe aplicarse no solamente a las Farc, sino a todos los protagonistas del conflicto” Ese es un planteamiento acertado, pues hoy es claro que la paz no se pacta solamente entre los guerreros, sino frente a las víctimas, cuyos derechos deben ser reconocidos y reparados, cualquiera que sea el victimario que los haya violado”.

El Fiscal General ha expresado: “Es importante que entren en este modelo de justicia transicional empresarios que en el pasado estuvieron comprometidos con el financiamiento del paramilitarismo, lo mismo que ganaderos, terratenientes, que de alguna forma favorecieron grupos al margen de la ley, que cometieron graves violaciones a los derechos humanos. Debe ser una justicia transicional que abarque todos los sectores del conflicto, no sólo guerrilla, fuerza pública, sino a todo el entorno económico y político que colaboró para la conformación de grupos paramilitares”.

“La justicia transicional no es un perdón general”, acota el Ministro de Justicia, Yesid Reyes. Luis Guillermo Pérez del Colectivo de Abogados plantea “la creación de un Tribunal Especial de Justicia para la Paz al que deben someterse todos los que quieran aportar a un proceso de paz solido a través de contribuir a la verdad”

La Revista Semana destaca estas frases: “Si el precio de la paz es que los guerrilleros no vayan a la cárcel, pues que no vayan a la cárcel” (Jefe Paramilitar Ernesto Báez); “Para que la justicia transicional nos saque de la guerra necesitamos que todos los que tienen fuero, incluyendo los presidentes, sean desaforados y juzgados por los tribunales de justicia transicional” (Senadora Claudia López); “Ninguna institución jurídica puede ser obstáculo ni camisa de fuerza para impedir la construcción de la paz” (Leonidas Bustos, Presidente Corte Suprema de Justicia).

Debate abierto. Muchas voces se están pronunciando. Muchas más están por oírse. Volveré sobre el tema.

lucho_sando@yahoo.es @luisisandoval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s