La Paz del M19.

pazm

El M19 fue pionero en el camino de la paz que culmina hoy 25 años después”. Esta fue la frase que escribí en el enorme libro que el lunes 9 de marzo se abrió en la plaza de Bolívar para consignar impresiones y reflexiones referidas al acontecimiento.

Por: Luis I. Sandoval / El Espectador.

Pocos minutos antes Horacio Serpa había escrito: “El M le cumplió plenamente al país”. Media hora antes en la primera página del libro dejaron consignado su pensamiento Antonio Navarro, hoy senador de la República, Gustavo Petro Alcalde Mayor de Bogotá, ambos antiguos dirigentes del M y Juan Manuel Santos, Presidente de la República, que lidera el actual proceso de paz con las Farc-Ep.

Por supuesto tiene relieve esta celebración en las circunstancias actuales porque quienes hace 25 años consideraban que el paso del M a la paz constituía una traición, hoy están en trance de dar análogo paso. Ni el M traicionó causa alguna, ni los que hoy firman la paz traicionan alguna otra. Unos primero, otros después, mediando un cuarto de siglo, todos entran al torrente de potencial transformación democrática de la nación.

Si hace 25 años cuando se inició la transición de la política con armas a la política sin armas la puerta fue una Constituyente, es muy posible que al cerrar el ciclo vuelva a ser necesaria otra Constituyente, no solo como culminación del incompleto e inconcluso pacto del 91, sino como ejercicio de constitución de un nuevo sujeto político plural, o bloque histórico, que instaure una nueva hegemonía y funde, por fin, la segunda república. República social de mayorías, en lugar de la república antisocial y antinacional de minorías que hemos tenido durante 205 años.

Si, firmada la paz, no se continuara la anterior lucha insurgente por medios democráticos, sí estaría produciéndose un fenómeno de traición. El proyecto de cambio, transformación o revolución, como se le quiera llamar, obtiene su carácter de los fines no de los medios. Hay que permanecer fieles a los fines, los medios son aleatorios, los medios que hoy aconsejan las duras lecciones de una experiencia de 50 años son los del civilismo radical democrático, a los cuales están hoy dispuestas las clases subalternas mayoritarias.

La paz no se reduce al silenciamiento de los fusiles, la paz es un proyecto de país más próspero, más justo, más democrático, más digno. En la superación de la dictadura el catalizador de las aspiraciones mayoritarias es la democracia, en la superación de la guerra el catalizador es la paz. ¿Cómo convertir este proyecto de país en proyecto político viable? ¿Cómo hacer que las mayorías que se movilizan a diario por vida digna y justicia social se constituyan en sujeto político capaz de gobernar y ejercer el poder con sentido transformador?

Esta pregunta no pueden eludirla las guerrillas que hacen la paz, ni los partidos, ni los frentes, ni la familia comunista, ni la familia camilista, ni los demócratas radicales, ni los movimientos de protesta, ni los centros de pensamiento y ciudadanía activa, ni los estudiantes, ni los docentes. Todos y todas estamos hoy obligados a rehacernos si queremos rehacer el país. “No somos lo que somos, sino lo que hacemos para cambiar lo que somos”, le escuché decir lúcidamente a Eduardo Galeano una vez en Cartagena de Indias” (1999).

Afortunada esta efemérides de los 25 años de la paz del M. Nos encuentra en un momento germinal. La potencialidad de algo extraordinario existe, se intuye, se palpa, pero existe a la vez la incertidumbre, inmensa, agobiadora, sobre nuestra capacidad para hacer realidad lo que es necesario y posible.

 

lucho_sando@yahoo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s