Relevo en Ecopetrol

ecopetrol

Indudablemente Ecopetrol sigue siendo la joya de la corona del Estado Colombiano, es la empresa insignia y la más grande que opera en el país, al tiempo que constituye de lejos la principal fuente generadora de recursos para el financiamiento del Estado.

Por: Amylkar Acosta / Semanario Caja de Herramientas

Hasta junio de 2003, al tiempo que su actividad se extendía a toda la cadena de los hidrocarburos (exploración, explotación, transporte, refinación y comercialización) era la titular de las reservas de gas y de petróleo, muchas de ellas adquiridas a través de la reversión de áreas previstas en los contratos de concesión y/o asociación suscritos entre la Nación y las demás empresas petroleras. Con la expedición de la Ley 1760 se transformó la naturaleza jurídica de Ecopetrol, convirtiéndola a partir de entonces en una sociedad pública por acciones y se escinde, creando la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), empresa esta que a partir de su entrada en vigencia asume la administración integral de dichas reservas.

Luego se daría el siguiente y el más importante paso en la larga historia de Ecopetrol, al constituirla como una Sociedad de economía mixta de carácter comercial organizada bajo la forma de sociedad anónima del orden nacional, vinculada al Ministerio de Minas y Energía. Ello se hizo a través de la Ley 1118 del 27 de diciembre de 2006, la que, además, autorizó la emisión y colocación del 20% de las acciones entre particulares. Justo en este momento, en el que Ecopetrol dejó de ser una empresa industrial y comercial del Estado para convertirse en una empresa petrolera, listada en bolsa y que se rige, como las demás, por un régimen corporativo, asume su conducción el 23 de enero Javier Gutiérrez Pemberthy.

Una historia exitosa de 8 años

Le correspondió a Javier Gutiérrez internalizar en la empresa este cambio extremo y gestionar este con bríos y con tino, hasta llevarla ocho años después a ser una de las multilatinas de mayor y mejor posicionamiento en la región. Uno de sus más importantes logros fue la internacionalización del Grupo empresarial Ecopetrol, ahora de clase mundial. Actualmente Ecopetrol es una empresa clasificada dentro de las 50 compañías de petróleo y gas más grandes del mundo, con una nómina de 11.011 empleados. Listada, además, entre las 500 empresas más destacadas del mundo según la revistaFortune. En 2014 ocupó la posición número 35 según el PIW, uno de los rankings de mayor relevancia mundial.

Javier Gutiérrez venía precedido de una brillante gestión de 14 años al frente de Interconexión Eléctrica S. A (ISA), cuya Gerencia asumió en medio de la gran crisis del sector eléctrico que le significó al país 14 meses de racionamiento continuo. Y la sacó adelante, con el tesón y empeño que le son característicos, en medio de semejante turbulencia. Superada esta prueba, se sabía que no sería inferior a este nuevo reto.

La mayoría de colombianos compró acciones de Ecopetrol en la primera ronda llevada a cabo en 2007, coincidente con la llegada de Javier Gutiérrez a la empresa, por ello nos parece relevante analizar cómo ha sido la historia de la empresa en estos ocho años (2007-2014), pues es allí donde es posible observar tendencias y llegar a conclusiones razonables sobre cómo se ha venido comportando la empresa y medir el desempeño de la misma en el decurso de estos años. En este sentido, quisiera mencionar la evolución de cuatro datos claves para cualquier petrolera: la producción, las reservas, el índice de reposición de las reservas (IRR) y la relación reservas – producción (R/P).

En producción, Ecopetrol logró incrementar los registros en 89.2% en estos últimos ocho años al pasar de 399 mil barriles de petróleo equivalente por día en 2007 a 755 mil barriles de petróleo equivalente por día en 2014, la segunda producción más alta en toda la historia de Ecopetrol, luego de una caída del 4% el año anterior por razones ampliamente conocidas, convirtiéndose en un caso de estudio mundial entre analistas e inversionistas. Y tan importante como la cantidad es la calidad de la producción y durante su gestión comprometió a su equipo para producir barriles limpios, esto es exentos de accidentes e incidentes. Todo ello gracias a su liderazgo y al equipo de primera línea con el que contó.

Y en cuanto a las reservas, cuando Javier Gutiérrez se puso al frente de los destinos de Ecopetrol las previsiones indicaban que Colombia perdería su autoabastecimiento de crudo en 2009. Pues bien, gracias a su gestión la empresa logró un incremento de 72% al pasar de 1.210 millones de barriles a 2.084 millones de barriles, completando 6 años consecutivos el IRR por encima del 100%, lo que significa que las mayores reservas que se incorporan son superiores a las que se extraen. En 2014 el IRR fue de 146%, al tiempo que la relación R/P pasó de 8.1 a 8.6 años. Es de anotar que los buenos guarismos tanto en el IRR como en la relación R/P se deben en gran medida a la creciente utilización de nuevas tecnologías, en lo que ha jugado un rol de la mayor importancia el Instituto Colombiano del Petróleo (ICP), que han posibilitado mejorar la tasa de recobro en campos maduros. Ello le ha valido a Ecopetrol ser considerada como la organización que más desarrollos tecnológicos patenta en Colombia. En total, la el ICP cuenta hoy con 61 patentes vigentes.

De hecho en el año anterior, de los 355 millones de barriles de crudo equivalentes incorporados a las reservas sólo el 14% (50 millones) corresponden a nuevos descubrimientos, el resto hace parte de la reevaluación de reservas en los yacimientos. Valga mencionar dos ejemplos: el de Rubiales, un campo que había sido abandonado, cuando se reactiva empezó produciendo 400 barriles/día en 2003 hasta convertirse en el de mayor producción en el país con un promedio el año anterior de 180.500 barriles diarios. Otro caso parecido, guardando las proporciones, es el de La Cira-Infantas, que pasó de producir 4.000 barriles/día hace 8 años a 40.000 barriles/día. Es el caso, también, del campo Chichimene en el Meta, que pasó de producir 40.000 barriles/día a 80.000 barriles/día, duplicando su producción. Allí hay un filón enorme a explotar hacia el futuro para mantener a raya el fantasma de la pérdida del autoabastecimiento de crudo y comprar tiempo en procura de dar con nuevos y promisorios hallazgos. Lo dijo Javier Gutiérrez antes de hacer dejación de su cargo: “tenemos 21 proyectos piloto para aumentar el recobro, queremos pasar al 25% en el 2020 y llegar luego al 30%. Hoy en Rubiales es de sólo 8%”1.

Otros logros importantes en estos ocho años tienen que ver con el posicionamiento de la empresa en la industria petrolera. En efecto, desde el 2011 Ecopetrol forma parte del Índice Mundial de Sostenibilidad Dow Jones por sus buenas prácticas económicas, ambientales y sociales. Por cuarto año consecutivo, Ecopetrol logra hacer parte del TOP 10% de empresas con el mejor desempeño en sostenibilidad dentro de un universo de 2500 compañías que cotizan en bolsa y que hacen parte de este indicador mundial. Ecopetrol ocupó el primer lugar, por sexto año consecutivo, en reputación corporativa en Colombia. No obstante el daño reputacional que le ha causado a la empresa el escándalo de Petrotiger, la compañía ocupa hoy el puesto número 12 en el índice de Transparencia Internacional (2014) que evaluó a 124 de las más grandes empresas del mundo listadas en los mercados de valores.

La mala hora de la industria petrolera

Después de un ciclo largo, que se prolongó por más de diez años, de precios altos, que alcanzaron su máximo nivel en julio del 2008 con una cotización de US $146.50, vino la destorcida de precios a mediados del año anterior, con una caída que llegó a bordear el 60%. Esta caída de los precios ha afectado la operación de la industria y Ecopetrol no es la excepción; el cierre del año anterior fue decepcionante y ello se refleja en el P & G y, por supuesto, en los dividendos que devengan sus accionistas, que se cuentan ahora en un número aproximado a los 397.122, siendo el mayor de ellos, con el 89%, el Estado colombiano. Y, desde luego, esta crisis en la que se ha sumido la industria se refleja también en la cotización de las acciones de las petroleras.

En el caso de Colombia y de Ecopetrol en particular se dio la tormenta perfecta, porque a la caída de los precios (un promedio US $10.6 por barril, aproximadamente, durante el año completo) se vino a sumar también la caída de la producción, en el caso de Ecopetrol se dejaron de producir 64.000 barriles diarios en promedio durante el 2014, de los cuales 28.000 son atribuibles a bloqueos y protestas sociales por parte de las comunidades. Y, para rematar, a consecuencia de la más reciente reforma tributaria, la tasa efectiva de tributación para Ecopetrol pasó del 34% al 40.4% (¡!). La combinación de estos factores fue determinante para que al final del año 2014 los ingresos se redujeran en $4.4 billones con respecto al año anterior (7%). La utilidad neta se redujo un 42% para situarse en $7.8 billones, de la cual se repartió un 70% como dividendos ($5.4 billones, $4.8 billones para el Gobierno).

Durante la época de las vacas gordas Ecopetrol (2011 – 2014) le giró al Gobierno central mediante el pago de impuestos y dividendos y a las regiones en regalías la friolera de $100 billones, sólo el año anterior fueron $26 billones, 2 puntos del PIB (¡!). Ahora le ha tocado, como le ha tocado a todas las empresas, reducir sus costos, ser más eficientes, ser más selectivos a la hora de asignarle recursos al portafolio de inversiones, máxime cuando estas se recortaron un 25.8%. Así, mientras en 2014 Ecopetrol, invirtió US $10.595 millones, en 2015 se reducirá a US $7.860 millones (¡!).

El core business de Ecopetrol

Como lo señala Roberto Steiner, quien representa en la Junta directiva de Ecopetrol a los accionistas minoritarios, en el futuro el foco estará en la exploración y producción que es “de lejos el segmento con el mayor potencial de generación de valor…Una parte central de la revisión estratégica, que consulta la nueva realidad del mercado, tiene que ver con el logro de mayor eficiencia operacional y una significativa reducción de costos”2. Una de las apuestas mayores que tendrá la nueva administración de Ecopetrol, ahora que la asume el ex ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverri, será el desarrollo el futuro de Rubiales, el cual revertirá a mediados del próximo año a Ecopetrol. De él se ha dicho que “tiene todos los pergaminos y la trayectoria, pero en esta difícil coyuntura se van a necesitar muchos atributos personales y profesionales para liderar la empresa más grande del país”3. Ese es su desafío.

Javier Gutiérrez se despide con buenas noticias, en medio del entorno adverso que le tocó al momento de su partida: el reciente hallazgo en La guajira en el pozo Orca 1 en el Bloque Tayrona por parte de Petrobras-Ecopetro-lREPSOL es muy prometedor, por lo pronto se ha podido establecer que allí hay reservas de gas natural del orden de los 264 millones de barriles de petróleo equivalente. El primero en aguas profundas. Está por establecerse la magnitud de este descubrimiento, pero ya se catalogó como el mayor en Latinoamérica el año pasado. Este hallazgo, sumado a los éxitos exploratorios en onshore durante el 2014, con Nueva Esperanza-1 (CPO09) en 2014, Junto con Akacías-1, se convierten en uno de los hallazgos más grande del país en los últimos 20 años. En suma Colombia acaparó 4 de los 10 más grandes descubrimientos de hidrocarburos en Latinoamérica en 2014, lo que le gana a Colombia mucha prospectividad, que es el principal atractivo para la inversión y los inversionistas en esta industria. Otra buena noticia es la entrada en operación a mediados de año de la nueva refinería de Cartagena, duplicada su capacidad de refinación (pasa de 80 mil barriles de carga a 165 mil barriles), elevado su factor de conversión del 76% al 97%, modernizada y optimizada.

Como bien lo dijo Javier Gutiérrez, “creo que los ciclos se van cumpliendo. De alguna manera ya se venía cerrando la etapa sobre las metas y los objetivos que nos planteamos en 2007 y se veía la necesidad de unos ajustes en el Plan estratégico. Creo que es un buen momento para el cambio”4. Dice Paulo Coelho que uno debe ir cerrando ciclos en la vida y eso es lo que ha hecho Javier con su reconocida gestión en Ecopetrol. Entre sus satisfacciones del deber cumplido debe estar en primerísimo lugar el haber logrado lo que ningún otro colombiano, ser reconocido, en forma sostenida, entre 2008 y 2013 Javier Gutiérrez Pemberthy como el líder empresarial con mejor reputación en Colombia por el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco), destacada firma de análisis e investigación de reputación de España. A su llegada a la empresa el entorno era ampliamente favorable, le tocó navegar en la cresta de la ola del boom minero-energético, ahora que se retira, lo hace en el cuarto menguante de ese boom. Qué le vamos a hacer, nadie escoge las circunstancias en las que le toca actuar y menos en una actividad tan expuesta a los choques externos como la industria petrolera.

http://www.amylkaracosta.net

1 Portafolio. Marzo, 27 de 2015.

2 El Tiempo. Marzo, 27 de 2015.

3 Semana, Abril, 5 de 2015.

4 El Colombiano. Marzo, 30 de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s